¿Tu perro se asusta y se pone nervioso en cuanto estallan los primeros fuegos artificiales? En ese caso, intenta quitarle el miedo y minimizar los riesgos para él con estos consejos. Un perro que escucha explosiones de forma repetida no comprende qué está pasando, además su sentido del oído es mucho más agudo, por lo cual llega a experimentar un grado de ansiedad cuyo primer impulso es huir. Esto supone importantes riesgos por atropello, pérdida, golpes varios, o incluso colapsos en su organismo.

Lo primero es detectar que tu perro lo está pasando mal, pero ¿qué es lo que vamos a notar?

  • Jadeos intensos
  • Orejas caídas
  • Pupilas dilatadas y ojos fuera de las órbitas
  • Agitación
  • Falta de apetito
  • Temblores
  • Postura agazapada
  • Cola apretada
  • Comisura de la boca alargada

Si tu perro muestra estos síntomas en Nochevieja, debes actuar y estar a su lado.

Pero, ¿cómo se tranquiliza a un perro tan alterado?

Te lo contamos a continuación:

1. Como en casa ningún sitio: Lo mejor es evitar salir a la calle, allí el sonido es más fuerte y los riesgos se multiplican. Si se trata de una fiesta de larga duración, salid a las horas donde haya menos actividad o estén más alejadas del ruido.

2. Pasear SIEMPRE con la correa: Para que el paseo sea lo menos estresante posible, mejor sácalo de día y llévalo a lugares tranquilos. Deberás llevarlo siempre con la correa estos días, al final, en cualquier sitio podría sorprender el ruido de un petardo y aumentar el riesgo de que nuestra mascota huya aterrorizada, no sepa volver o cruce una calle con coches.

3. Bloquea las entradas de mayor ruido: Baja las persianas y cierra las cortinas, no sólo para aislar el interior de los sonidos exteriores, sino para crear un ambiente que resulte tranquilo. Disfraza los ruidos externos: se puede poner música relajada, la música clásica o chill-out puede crear en tu perro el mismo efecto que en ti. También puedes optar por encender la televisión o la radio.

4. Contagia tranquilidad a tu amigo: Los perros tienen un gran sentido de la empatía y no sólo detectan nuestras emociones y estados de ánimo, sino que las adoptan. Si tú muestras una actitud nerviosa o brusca, ellos se muestran igual de inestables. Por eso es importante no sólo actuar de manera calmada, en movimientos, gestos y tono de voz, sino también evitar un comportamiento inusual como estar constantemente hablándole o acariciándole, pues el animal notará igualmente la situación inusual, y puede causar el efecto contrario: ponerlo en alerta.

5. Controla los horarios: Es importante tener en cuenta las horas en las que tiene lugar la pirotecnia para evitarlas y además organizar las actividades previas. Una buena idea es aprovechar esos momentos para dar largos paseos e incluso hacer ejercicio con tu can, de ese modo una vez de vuelta en casa estará más relajado e incluso cansado, y bajará la guardia de cara a la hora de los ruidos. También es una buena idea dedicar ese tiempo para mimar especialmente a tu perro, con masajes, cepillados o juegos que lo mantengan entretenido y a gusto.

6. Crea un refugio: Normalmente, los perros tienden a buscar su propio escondite si estos momentos ruidosos les pillan en casa. Cualquier rincón alejado del jaleo puede servir de protección, pero lo mejor es que le ayudemos a crear una zona propia de refugio, especialmente si se trata de una fiesta que dure varios días seguidos. Para fabricar su zona libre de ruidos hay que seguir 3 pasos: escoger la habitación de la casa más lejana al exterior, montarle un espacio de descanso si es posible cubierto (transportín, cajón, etc.) y con mantas u otros materiales aislantes, y acostumbrarle a la zona algunos días antes y dejar que aprenda a buscarla como lugar de seguridad, no forzarlo ni encerrarlo. Es muy importante que no se sienta encerrado, sino que pueda ir y venir cuando quiera.

¿Tengo que tranquilizar a mi perro en Nochevieja?

La creencia de que el miedo de los perros se refuerza con el consuelo es errónea. Las sensaciones positivas no pueden potenciar las negativas. De hecho, al igual que el nuestro, el cuerpo del perro también libera oxitocina en cuanto recibe cariño. Esto disminuye la cantidad de hormonas del estrés y el perro se relaja. El afecto proporcionado por las personas de referencia en situaciones de miedo se conoce como apoyo social. Por tanto, nunca le niegues a tu perro el cariño que busca en estos momentos tan angustiosos. Si lo haces, la confianza entre vosotros podría verse seriamente perjudicada. En lo que al tipo correcto de consuelo se refiere, tú eres el experto/a. Tú eres quien conoce mejor al perro y sabe qué le gusta y qué no.

¿Se les puede dar calmantes a los perros asustadizos en Nochevieja?

  • Feromonas contra el miedo: Una opción son los dispensadores olfativos para enchufar, los espráis o los collares que liberan una feromona artificial. Esta imita un neurotransmisor de la madre, que envía para relajar a sus cachorros. También existen comprimidos con esta feromona que actúan en poco tiempo. Como cada perro tiene un estado de salud y un comportamiento diferentes, pregunta al veterinario sobre posibles suplementos y la dosificación adecuada. También puedes probar con las flores de Bach o los remedios homeopáticos.
  • Remedios para perros asustadizos con miedo extremo: Para un perro con miedo y pánico extremos, estos remedios no bastan. En estos casos, hay que buscar ayuda medicamentosa con tiempo. Hay fármacos que se tienen que ir administrando paulatinamente días antes de la Nochevieja para alcanzar todo su efecto. Nunca le des a tu perro acepromacina (CALMIVET). Este neuroléptico y sedante parece funcionar bien desde fuera porque el perro está tranquilo, pero lo que hace es que esté paralizado y, al mismo tiempo, sea mucho más sensible al ruido. Por lo tanto, sigue sintiendo pánico por los ruidos, pero no puede defenderse. Con cada año que pase, el pánico irá de mal en peor. Existen ansiolíticos estupendos que pueden ayudar a tu perro a superar la Nochevieja sin pánico, puedes consultarnos y te asesoraremos con lo mejor se adapta a tu perro.

En Punto Pet, entendemos lo importante que es brindar apoyo a nuestros queridos amigos peludos, especialmente en momentos tan estresantes como la temporada de petardos. Sabemos que la seguridad y el bienestar de tu mascota son una prioridad, y estamos aquí para ofrecerte consejos prácticos y efectivos.

Es fundamental reconocer los signos de ansiedad en tu perro y actuar con empatía. Nuestro objetivo es proporcionarte herramientas que te permitan calmar a tu amigo de cuatro patas y minimizar los riesgos asociados con los ruidos fuertes.

Recuerda, la clave está en crear un ambiente tranquilo en casa, evitar lugares ruidosos, pasear con correa y establecer un refugio seguro. Además, contagiar tranquilidad a tu mascota es esencial; tu actitud calmada se reflejará en ella.

Sabemos que cada perro es único, por lo que te animamos a prestar atención a las señales individuales de tu mascota. No dudes en brindarle el consuelo que busca y explorar opciones como feromonas, remedios homeopáticos o, en casos extremos, consultar con un veterinario para obtener orientación sobre posibles medicamentos.

En Punto Pet, estamos comprometidos contigo y tu mascota. Estamos aquí para ayudarte a superar juntos los desafíos de la temporada de petardos. ¡Que tengas unas fiestas seguras y llenas de tranquilidad junto a tu leal compañero!

Equipo Punto Pet